miércoles, 3 de junio de 2015

Reseña: Fabuland, Jorge Magano.

¡¡Muy buenas a tod@s!!!. 

Aquí me volvéis a tener con una nueva reseña de las pendientes que tenía (ya sólo me quedan dos para terminar) de mis últimas lecturas del año pasado, allá voy.


TÍTULO: Fabuland.
 AUTOR: Jorge Magano.
Nº de páginas: 326.
Editorial: Espasa.
Fecha de edición: 2009.
ISBN: 978-84-670-3065-5.
 PVP: 15.95€
"Autoconclusivo".

Kevin, un adolescente tímido y con pocos amigos, vive obsesionado con un videojuego llamado Fabuland, a través del cual ha conocido al japonés Hideki y al español Chema, casi las únicas personas con las que se relaciona. Cada uno representa en el mundo de Fabuland un personaje diferente y juntos viven múltiples aventuras ficticias. Un día Kevin recibe dentro del juego un mensaje extraño: un nuevo personaje, una princesa prisionera, solicita su ayuda. El chico sospecha que detrás de esta identidad hay una persona real que vive un peligro verdadero. Entre la realidad y la ficción, Kevin tomará finalmente la INICIATIVA.
Esta reseña, de antemano lo digo, me va a costar muchísimo y es que nunca me termino de acostumbrar a las reseñas negativas; no me resulta de buen agrado el hacer una crítica y me da la sensación de estar menospreciando el trabajo del autor y de todas las personas que han hecho posible la edición del libro, pero aquí está una servidora para traer opiniones 100% sinceras, sean positivas o no... gusten o no gusten...; si no..., ¿qué sentido tendría este blog?.

Y antes de empezar, darle las gracias a la editorial Espasa por enviarme un ejemplar por petición propia; muchísimas gracias.

Desde el principio este libro no me llamó lo más mínimo, ni portada, ni sinopsis... nada de nada. Me lo recomendaron y fiándome (por así decirlo) de esta persona pues me lo apunté para leerlo, lo pedí a la editorial y me aventuré a leerlo sin antes leer una reseña ni nada de nada...; culpa mía, lo sé, pero a lo hecho... pecho...

Como os decía, ni portada ni sinopsis me llamaron la atención; imagino que será porque en la vida real no me van para nada los videojuegos: ni consolas, ni juegos de rol... ¿Sosa?. Tal vez..., ¡pero me entretengo con otras cosas!.

El libro consta de 326 páginas, divididas éstas en: un prólogo + 26 capítulos + epílogo + los agradecimientos del autor. Una vez más mi decepción ante la falta de un índice (¿tiquismiquis yo?.. .mucho).

La historia, la trama... ha dejado bien claro que los videojuegos no es lo mío: en la vida real no me va, la sinopsis no me llamaba y en toda la lectura la historia se me ha hecho indiferente...

La lectura me resultó aburrida, cansina, lenta, pesada, sin sentido...; teniendo en cuenta que la trama, a priori, no me llamaba y luego no me llenaba...; pues normal.

Tardé como tres meses en acabar el libro, que ya es decir, y si lo terminé y no lo dejé a medias fue porque no me gusta abandonar un libro. Al acabarlo, sólo pude decirme "al fin", sentir alegría y que había perdido mi tiempo y se lo había hecho perder a la editorial...

Los personajes... más de lo mismo, no me hicieron sentir lo más mínimo; indiferencia total.

Final... ni me acuerdo ya, con eso lo digo todo.

En fin, supongo que ha quedado bien claro que no disfruté del libro, de su lectura; una verdadera pena.

Después de esta "biblia de negatividad" hacia "Fabuland" hacer mención a un punto positivo: el mundo que ha creado, "Fabuland", el autor. No sé si los juegos de rol son así, si "Fabuland" es el típico mundo virtual...; pero lo que si sé es que aunque no haya disfrutado del libro, este mundo imaginario, virtual... como lo queramos llamar, que ha creado Jorge Magano... ¡es realmente asombroso!. Digno de admirar... Me considero una persona que sabe apreciar cuando se encuentra con algo bueno (o eso creo yo...) y este mundo... realmente lo es.

Me reitero en que para mi no es plato de buen gusto el hacer una reseña negativa y en que no quiero menospreciar el trabajo de nadie, mi opinión es meramente personal.

Por último quisiera dejar bien claro que con esta reseña no quiero decir que el autor sea un mal escritor, ni mucho menos, simplemente que me aventuré a leer algo que el tema de por sí no me gusta, no me atrae, no me llama la atención... y existían dos posibilidades: que me gustase después de todo y que no me gustase... Una vez más decir que la culpa ha sido total y absolutamente mía.

En definitivas, si el tema este de los videojuegos te gusta y demás... te recomiendo al 100% esta lectura; si por el contrario eres como yo... no pierdas el tiempo.
En esta ocasión, por primera vez, y por haberme encontrado ante un libro "singular"... voy a hacer una excepción: el libro va a tener dos notas...

...SUSPENSO...
Por lo que personalmente me ha hecho sentir, en general, el libro.
...BUENO...
Reconociendo el trabajo del autor (el mundo de "Fabuland").

GRACIAS A LA EDITORIAL POR EL EJEMPLAR.

9 comentarios:

  1. Pues por la portada me atraía, pero no sé, no creo que lo lea...
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. Al ver la portada pensé que se trataba de una reseña de un videojuego. Supongo que es un punto a su favor ya que trata precisamente de un juego...
    Te comprendo con lo de las reseñas negativas, a mí también me cuesta horrores escribirlas, en la mayoría de casos. Eso sí, os libros que tras leerlos tengo la sensación de que me estafaron, con esos no tengo compasión XD

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa,
    No conocía el libro, pero creo que no me voy a animar y lo voy a dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Te he nominado a unas cuantas cosillas en mi blog: http://loslibrosdecaliope.blogspot.com.es/2015/06/premios-y-nominaciones-varias.html

    Un beso :D

    ResponderEliminar
  5. Buenaas el libro me suena pero pensaba que era un videojuego :$ <3

    ResponderEliminar
  6. pues parecia chulo, pero bueno, la caratula da juego

    ResponderEliminar
  7. Hola, no creo que el libro sea de mi estilo así que lo dejo pasar. Muchas gracias por ltu reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    No creo que lo lea pues no termina de llamarme.
    Besos

    ResponderEliminar